La dura vida del currante en el Imperio Romano

El subsuelo de Roma no sólo guarda los restos de lujosas villas, termas o recintos monumentales del pasado imperial de la capital italiana, sino que también ha preservado en el tiempo huellas de la vida cotidiana de la que en su época fue la ciudad más importante del mundo conocido. Un grupo de arqueólogos ha descubierto una necrópolis intacta de casi 2.000 años de antiguedad que ofrece la rara oportunidad de estudiar como era en la vida de los trabajadores pobres en el Imperio Romano. El complejo funerario, que data del siglo I y II d.C, en pleno apogeo del Imperio Romano, consta de unas 320 tumbas con restos de esqueletos bien conservados y utensilios, como lámparas y joyas, que acompañaban a los muertos en el más allá. [+ leer más]
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s